¿Cómo hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema para un libro de no ficción?

No solo se trata de recopilar datos e información

Imagen ilustrativa

Si eres un escritor de libros de no ficción, sabrás lo importante que es hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema. No sólo se trata de recopilar datos e información, sino de analizarlos, contrastarlos y presentarlos de forma clara y convincente. Una buena investigación te dará credibilidad, rigor y un valor añadido a tu obra.

Pero, ¿cómo hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema? ¿Qué pasos debes seguir? ¿Qué fuentes debes consultar? ¿Cómo evitar los errores y las trampas más comunes? En este artículo, te daré algunos consejos y recomendaciones para que puedas hacer una investigación de calidad y profesional.


1. Define tu tema y tu objetivo

El primer paso para hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema es definirlo con precisión y claridad. ¿Qué quieres saber exactamente? ¿Qué aspectos vas a abordar? ¿Qué enfoque vas a darle? ¿Qué preguntas vas a responder?

Además, debes establecer cuál es el objetivo de tu investigación. ¿Para qué la haces? ¿Qué quieres conseguir con ella? ¿A quién va dirigida? ¿Qué beneficios aporta? Estas preguntas te ayudarán a delimitar el alcance y la profundidad de tu investigación, así como a orientarla hacia tu público objetivo.


2. Haz un plan de investigación

Una vez que tengas definido tu tema y tu objetivo, debes hacer un plan de investigación. Se trata de un documento donde plasmas la estructura, el método y los recursos que vas a utilizar para llevar a cabo tu investigación. Un buen plan de investigación debe incluir los siguientes elementos:

  • Un índice provisional con los capítulos o secciones que va a tener tu libro.
  • Una hipótesis o tesis principal que sustente tu argumento o propuesta.
  • Una metodología que explique cómo vas a recoger, analizar y presentar los datos e información.
  • Una bibliografía con las fuentes primarias y secundarias que vas a consultar.
  • Un cronograma con las fechas y plazos estimados para cada fase de la investigación.

Un plan de investigación te servirá como guía y referencia durante todo el proceso. Te permitirá organizar tu trabajo, optimizar tu tiempo y recursos, y evaluar tus avances y resultados.


3. Busca fuentes fiables y relevantes

El siguiente paso para hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema es buscar fuentes fiables y relevantes que te proporcionen datos e información de calidad. Las fuentes pueden ser de dos tipos: primarias y secundarias.

Las fuentes primarias son aquellas que ofrecen información directa y original sobre el tema que investigas. Por ejemplo, documentos oficiales, estadísticas, entrevistas, testimonios, encuestas, observaciones, etc.

Las fuentes secundarias son aquellas que ofrecen información indirecta o derivada sobre el tema que investigas. Por ejemplo, libros, artículos, informes, reseñas, críticas, etc.

Para buscar fuentes fiables y relevantes, puedes usar diferentes medios y herramientas, como bibliotecas, bases de datos, buscadores académicos, revistas especializadas, etc. Algunos criterios que debes tener en cuenta para evaluar la calidad de las fuentes son:

  • La autoridad: ¿Quién es el autor o la institución que respalda la fuente? ¿Qué credenciales o experiencia tiene?
  • La actualidad: ¿Cuándo se publicó o actualizó la fuente? ¿Está vigente o desfasada?
  • La objetividad: ¿Qué intención o propósito tiene la fuente? ¿Es imparcial o sesgada?
  • La veracidad: ¿Qué evidencias o argumentos sustentan la fuente? ¿Son válidos y contrastables?
  • La relevancia: ¿Qué relación tiene la fuente con tu tema y tu objetivo? ¿Aporta información nueva o significativa?


4. Analiza y sintetiza la información

Una vez que hayas recopilado las fuentes fiables y relevantes para tu investigación, debes analizarlas y sintetizarlas. Esto implica extraer, seleccionar, organizar y resumir la información que te interesa para tu libro.

Para analizar y sintetizar la información, puedes usar diferentes técnicas y herramientas, como fichas, esquemas, mapas conceptuales, tablas, gráficos, etc. Estas te ayudarán a identificar las ideas principales, las secundarias, las relaciones, las contradicciones, las lagunas, etc.

El objetivo de este paso es obtener una visión global y crítica de la información que has recogido, así como elaborar un discurso coherente y consistente que respalde tu hipótesis o tesis principal.


5. Redacta y revisa tu texto

El último paso para hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema es redactar y revisar tu texto. Se trata de plasmar por escrito los resultados de tu investigación, siguiendo la estructura, el estilo y el formato que hayas elegido para tu libro.

Para redactar tu texto, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La claridad: Usa un lenguaje sencillo, preciso y adecuado a tu público objetivo. Evita las ambigüedades, las redundancias y los tecnicismos innecesarios.
  • La coherencia: Mantén una unidad de sentido y de criterio a lo largo de todo el texto. Usa conectores lógicos para enlazar las ideas y los párrafos.
  • La cohesión: Usa recursos gramaticales y ortográficos para dar fluidez y armonía al texto. Respeta las normas de puntuación, acentuación, mayúsculas, etc.
  • La originalidad: Usa tus propias palabras y evita el plagio. Si citas o parafraseas a otros autores, indica la fuente y respeta las normas de citación.
  • La creatividad: Aporta un valor añadido a tu texto con ejemplos, anécdotas, curiosidades, consejos, etc. Haz que tu texto sea atractivo e interesante para el lector.

Para revisar tu texto, debes comprobar que no tenga errores ni fallos que puedan afectar a su calidad y credibilidad. Puedes usar correctores ortográficos y gramaticales, así como pedir la opinión de otras personas expertas o conocedoras del tema.

Con estos cinco pasos, podrás hacer una investigación exhaustiva y fiable sobre tu tema. Recuerda que una buena investigación es la base de un buen libro de no ficción. Con ella, podrás demostrar tu conocimiento, tu profesionalidad y tu autoridad sobre el tema que tratas. Además, podrás ofrecer a tus lectores un contenido de valor, útil e informativo.

¡Anímate a hacer una investigación de calidad y profesional!